Hoy es el último día de mi vida. Mañana nazco de nuevo.

lunes, 11 de octubre de 2010

Tiempos tormentosos II

Oscilo como un péndulo pero creo que no lo soy. Me siento movido a trozar las cuerdas en algún lugar. Querría liberarme de esta red. Sin embargo, hacerlo me liberaría de este mundo también. Necesito seguir atrapado, es mi única oportunidad. Mi vida depende de no liberarme, de seguir aprisionado como un atún recién cogido. Trago agua, vomito, pierdo el sentido de la orientación, pero se que la tormenta puede terminar en cualquier momento y mi barco estará tranquilo y mis marineros me rescatarán. Debo seguir atrapado. Escapar sería morir.
© 2010 Ciudadano Universal

2 comentarios:

  1. Los tiempos tormentosos ayudan a crecer.

    ResponderEliminar
  2. Es cierto.

    Gracias por tu comentario Explorando Lilliput.

    ResponderEliminar

Adoro los comentarios útiles y me encantan los que son inútiles. Deja uno según prefieras, por favor.